Los oculares del telescopio


Un ocular en sí no es mas que una lupa sofisticada que se compone de varias lentes. El numero de ellas varia mucho de unos diseños a otros. Mientras los más simples utilizan solo dos o tres, los complejos pueden llegar hasta ocho o más.

La ventaja de usar un numero alto de lentes es la obtención de mayores campos de visión y con mejor corrección de imagen en los bordes. La desventaja es que se necesita una mayor cantidad de cristal y un proceso de fabricación mas largo, y por tanto conllevan un mayor coste.

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES

FOCAL

Este numero, que llevan grabados todos los oculares en el cuerpo, nos indica la distancia focal del ocular (o inversa de su potencia) y por lo tanto el aumento que obtendremos al usarlo en el telescopio. La formula a aplicar es sencilla:

X (aumento)= F (focal del telescopio)/f (focal del ocular)

Es decir, cuanto menor sea la focal del ocular, mas potencia tendrá este y mayor aumento obtendremos en el telescopio y viceversa.

Se mide en milímetros y normalmente varia desde solo 3 o 4 hasta 40-50 mm.

DIÁMETRO

Existen tres medidas estándar en cuanto al ancho del barrilete para ser usados en las correspondientes medidas de portaoculares. No obstante existen

adaptadores para cambiar el portaocular de una medida a otra.

DE PULGADA (0.96”): 24.5 mm. Cada vez menos usados. Suelen venir con telescopios de baja gama y tiene muy poca calidad. Antiguamente venían con algunos modelos japoneses y se pueden encontrar todavía con cierta calidad.

DE PULGADA Y CUARTO (1.25”): 31.75 mm. Es el mas frecuente y usado por astrónomos amateur. La recomendable para iniciarse.

DE DOS PULGADAS (2”): 50 mm. Utilizado por observadores avanzados tienen la ventaja sobre los anteriores de poder abarcar más campo. En contra mayor peso y coste económico.

CAMPO APARENTE

Es el tamaño o ángulo de imagen que podemos ver a través del ocular. Suele venir grabado en el cuerpo del ocular pero no siempre.

Cuanto mayor sea este mas cantidad de cielo podremos ver y mejor sensación de inmersión y naturalidad tendremos al mirar. Por el contrario los de campo estrecho tienden a dar una sensación de visión en túnel poco excitante y natural.

Los valores varían desde los 30-40º de los diseños clásicos simples hasta los 80- 100º (incluso 110º) de los mas modernos y complejos.

ESTRECHO: 35-45º (Huygens, Ramsden, Kellner, RKE, Ortoscopicos..)

ESTANDAR: 50-60º (Plossl, Súper Plossl, LE, Serie 5000, NLV..)

ANCHOS: 65-75º (Erfle, SWAN, Hiperion, Panoptic, Pentax XW, Delos, .. )

EXTRAANCHO: > 80º (Nagler, ES XW, NAV, Ethos..)

campo-real-y-aparente-jpg

EXTRACCIÓN PUPILAR (RELIEVE OCULAR)

Es la distancia desde la ultima lente del ocular hasta la posición de la pupila de salida, lugar donde el ojo debe ser colocado para obtener el máximo campo y luminosidad, evitando el viñeteo.

Es un factor que depende únicamente del tipo de diseño del ocular (no depende del telescopio usado) y que tiene su importancia para la comodidad de visión sobre todo si se tienen que usar gafas en la observación.

Podríamos clasificarlas en:

CORTA: > 10 mm.

MEDIANA: de 10-15 mm.

LARGA: > 16 mm.

Para usuarios de gafas son normalmente necesarios más de 18 mm.

extraccion-pupilar

TIPOS DE OCULARES

Si los clasificamos por su diseño existe una gran variedad de oculares. Desde los más sencillos, formados por dos lentes, hasta los más complejos que llegan a utilizar incluso ocho o nueve lentes. Es imposible enumerarlos todos, los más comunes son:

DISEÑOS CLÁSICOS

HUYGENS (H): Está formado por dos lentes (meniscos) convergentes, proporcionando unos 35 0 40º de campo aparente. Es simple y barato pero tiene aberraciones en el borde del campo. Se pude utilizar en focales medias-altas y con telescopios de gran relación focal pero realmente es un ocular más indicado para microscopios donde no se exige mucho campo.

HUYGENS- MITTENZWEY (HM): Es una variación del anterior donde la lente de campo es cóncavo-convexa en lugar de plano-convexa.

RAMSDEN (R): Es algo mejor que los anteriores y con el mismo campo, pero con más aberración cromática de aumento. Un inconveniente es que el plano focal esta próximo a la lente de campo lo que hace que se note mucho la suciedad.

ESPECIAL RAMSDEN (SR): Es similar al Huygens también.

KELLNER (K): Es una modificación del Ramsden y está formado por tres lentes una lente simple más un doblete. Se utiliza otra lente mejorando así la aberración cromática de aumento. Se obtienen campos de 40-45º y buen relieve ocular. Funciona bien con aumentos bajos y medios pero no con altos. Sigue, sin embargo, con el mismo inconveniente que el anterior respecto a la suciedad. Ha ido dejando de usarse con el tiempo siendo sustituido por diseños mas complejos y de mejores prestaciones.

ORTOSCÓPICO O ABBE (O, OR): Esta formado por cuatro lentes, una simple más un triplete, permite campos de 45-50º , libres de distorsión ( de ahí el nombre), y con buen relieve ocular. El triplete es relativamente difícil de fabricar por lo que no es barato pero muy bueno para altos aumentos. Aunque es un diseño antiguo y con poco campo sigue siendo muy usada en observaciones de planetaria por su gran transmisión y alto contraste. Entre los modelos más famosos están la series antiguas ZAO y ZAO II de Zeiss o la Genuine de Baader (BGO). En los últimos años han aparecido series nuevas como la Classic (BCO) de Baader, o la reciente Abbe MC de Takahasi de gran calidad.

PLÖSSL O SIMÉTRICO (PL): Es otro tipo de ortoscópico (tampoco tiene distorsión) caro y complejo. Está formado por cuatro lentes, dos dobletes, proporcionando unos 50-52º de campo. Se utiliza para todo tipo observación y de aumento, proporciona también buen relieve ocular, por lo que en focales largas es utilizable por usuarios de gafas sin perder parte del campo. Es el más utilizado por aficionados avanzados. Prácticamente todas los fabricantes tienen su modelo de este diseño, aunque la calidad de fabricación puede variar mucho de unos a otros. El más reconocido es sin duda el de Televue que posee patente propia.

KONIG (Ko): Es otro tipo de ortoscópico formado por cuatro lentes dando un campo mayor de 50-60º. Funciona bien con telescopios de relaciones focales medias o largas pero no en cortas donde se incrementan notablemente el astigmatismo y el cromatismo en la periferia del campo. Hoy en día no es muy común.

ERFLE (Er): Esta formado por cinco lentes, una simple y dos dobletes, aunque hay diversas variantes, consiguiéndose grandes campos de unos 65-70º y buen relieve ocular. Tiene buena calidad óptica, sobre todo en focales medias y largas pero lógicamente más alto precio. Hay algunas variantes de este diseño, que pueden incluir seis lentes, y que son la base a su vez de distintas modificaciones dando lugar a numerosas patentes y modelos.

esquemas-clasicos

DISEÑOS MODERNOS

Dentro de la extensa variedad de diseños y marcas aparecidos en el mercado en los últimos años citaremos los más usuales:

MONOCENTRICO: Es un diseño antiguo formado por solo tres lentes, un triplete, que da solo 25-30º de campo y que volvió a rediseñarse (Supermonocentrico) y utilizarse tras años de olvido debido a sus buenas prestaciones en observación planetaria pero que ha dejado de fabricarse de nuevo.

MODIFICACIONES DEL KELLNER: Llamados acromáticos modificados (AM) y RKE (Reversed Kellner) constan de 3 elementos y mejoran un poco el campo aunque siguen siendo simples. Suelen venir con telescopios de baja gama.

DISEÑO SUPER PLOSSL (SP): Es una variación del clásico Plossl añadiendo un quito elemento con lo que se consigue una mejor corrección del borde del campo. En este tipo se incluyen diferentes diseños y marcas con características similares y un de campo de 50º bien corregido como: Serie LE de Takahasi que se caracterizan por su elevada nitidez y contraste; Plossl Serie 5000 de Meade (60º); la Eudiascopic de Baader, Ultrascopic de Orión o la Ultima de Celestrón, todos gozan de merecida fama.

No entrarían en esta clase los mal llamados Súper Plossl (Sky Watcher por ejemplo) que son llamados así por algunos fabricantes por cuestiones comerciales y de marketing y que en realidad no tienen esta diferencia y ventaja de diseño.

SERIE LANTANUM (SLV): De la marca Vixen, son una modernización de los antiguos LV y NLV. Se caracterizan por relieves oculares de 20 mm para todas las longitudes focales por lo que están especialmente diseñados para usuarios de gafas. Su campo es de 50º.

TIPO SUPERWIDE O ANCHO CAMPO: Esta clase se caracteriza por diseños complejos con uso de 6-8 lentes, dando campos de unos 65-70º que son muy atractivos para observaciones de cielo profundo o grandes campos. A esta clase pertenecen la serie Superwide de Meade, Ultima LX de Celestrón, SWAN de Williams Optics, LWV de Vixen, Hyperion de Baader, Pentax XW o Panóptic de Televue. Lógicamente el precio en estos oculares se eleva al mismo tiempo que la complejidad del diseño y la calidad de la fabricación.

TIPO NAGLER O ULTRA ANCHO CAMPO: Con diseños muy complejos de 6-8 lentes se consiguen campos de 82º que son la aspiración del aficionado que se lo pueda permitir para disfrutar de la “sensación de paseo espacial”. A esta clase pertenecen la primera serie, que le da nombre a la clase y que probablemente es la mejor todavía, la serie Nagler (con distintos tipos y diseños) de Televue; la Ultrawide de Meade; Axiom LX de Celestrón, la

UWAN de Williams Optics, la Serie 82º de Explorer Scientific, la SSW de Vixen o la Morpheus de Baader (76º) . El inconveniente de estos diseños, aparte del peso y del precio, sería para algunos una ligera perdida de contraste y transmisión inherente al uso de tantas lentes.

ETHOS : Ultima gran revolución en oculares. Otra vez diseñado por Televue, es capaz de alcanzar y superar los 100º de campo aparente manteniendo las cualidades de los otros diseños más simples.. La sensación de inmersión es total y la nitidez y contraste excelentes. Por el contrario tienen un gran peso y volumen y un alto precio. Como con todo lo que hace esta marca pronto le han salido competidores, algunos a un muy bien nivel. Entre ellos la Serie Hiper-Wide 100º de Explorer Scientific.

SERIE DELOS: Con 72º de campo aparente, estaría dentro de la clase de anchos campo. Diseñada por Televue pensando en los usuarios de gafas, tiene una extracción pupilar de 20 mm y hace relativamente poco que está en el mercado. Sus prestaciones en cuanto a nitidez en todo el campo y su excelente contraste los ha colocado ya en el “gold standard” con el que comparar a todos los demás.

SERIE DELITE: A mitad de camino entre un tipo Plossl y un ancho campo está esta serie nueva de Televue, que viene a sustituir la serie Radian. Compuesta por 6-7 (?) lentes con una completa gama de focales (de 5-18,3 mm). Tienen un campo más que aceptable de 62º, un relieve ocular de 20 mm lo que los hace muy confortables y especiales para usuarios de gafas, y un contraste, nitidez y corrección del campo propios de los diseños más simples. Ideales para usar con visores binoculares por su relativo poco volumen y peso. Todo esto los puede convertir en la serie más polivalente del mercado como lo fueron para muchos en su día los Radian.

hiperion

HYPERION (BAADER)

lv-vixen

LV (VIXEN)

lvw-vixen

LVW (VIXEN)

ultrawide-meade

ULTRAWIDE (MEADE)

pentax-xw

XW (PENTAX)

(C) Valentín Díaz

Cómo limpiar los oculares de un telescopio


Un ocular es una pieza imprescindible que todo astrónomo aficionado debe tener en su equipo de observación. El ocular no es más que una especie de lupa que se encarga de ampliar la imagen generada en el plano focal por el telescopio. Independientemente del tipo de ocular y del número de lentes por el que esté constituido, todo ocular consta de dos lentes principales: la lente de campo (dirigida hacia el plano focal del telescopio) y la lente del ojo (por donde, obviamente miramos). Es ésta última la que más sufre por el uso: el polvo, la humedad ambiental o la grasa de las pestañas pueden ensuciar el ocular y hacer que no rinda como debiera.
Si vemos que nuestro ocular tiene polvo o está manchado por la grasa de las pestañas,
procederemos a su limpieza. Limpiar un ocular es sencillo, pero hay que hacerlo con cuidado para no estropear el “coating” o rallar las lentes. Así pues: ¡¡nada de limpiar el ocular con el jersey que llevamos puesto!!. Esto se aplica tanto a los oculares más básicos y más baratos del mundo como para aquellos cuyo precio es prohibitivo. ¿Qué necesitamos para limpiar un ocular?
– Perilla de aire.
La usaremos para eliminar el polvo que haya acumulado en el ocular. Imprescindible usarla antes de pasar cualquier otro elemento. La perilla se puede conseguir en una farmacia y también en establecimientos para material fotográfico.
Figura 1. Kit típico de limpieza para material fotográfico.
– Lenspen.
Se trata de un accesorio muy útil que tiene el aspecto de un bolígrafo. Consta de dos partes. Por un lado, un cepillo de pelos muy suaves (necesario para eliminar las motas de polvo más rebeldes, aquellas que no salen con la perilla de aire). Por otro lado, tiene una almohadilla muy suave hecha con partículas de carbono que se utiliza para eliminar pequeñas manchas de grasa. El lenspen lo venden en tiendas de accesorios fotográficos, normalmente en un kit que incluye la perilla de aire y una gamuza.
Figura 2. Lenspen
– Disolución de limpieza.
He aquí el meollo de la cuestión. La disolución debe contener agua y un alcohol. Hay distintas opiniones sobre cuál debe ser la composición adecuada de la disolución de limpieza: gente que prefiere agua y etanol, gente que prefiere agua e isopropanol, gente que prefiere las tres cosas, gente que prefiere más alcohol que agua y a la inversa. La mezcla que recomendamos es: tres partes de agua (destilada) y una de isopropanol. El agua destilada se obtiene de supermercados, pero sería más recomendable obtenerla de una farmacia (donde la usan de mayor pureza). El isopropanol se puede obtener de un proveedor de material para laboratorio o de una farmacia.
NOTA: hay que usar 2-isopropanol y no 1-isopropanol (éste es ligeramente corrosivo).
– Toallitas de papel.
Recomendamos las toallitas de VWR (referencia 115-0202) que se obtienen de VWR que se encarga de distribuir material para laboratorio. Son toallitas de un papel muy suave y absorbente. No rallan. Una caja tiene 280 toallitas, suficientes para limpiar oculares toda la vida. Una alternativa más facil de conseguir es el papel de los kleenex. Basta coger uno, separarlo en sus capas y usar una de ellas para limpiar.
Figura 3. Toallitas de papel VWR
– Gamuza.
La usaremos únicamente para limpiar el cuerpo de los oculares. La gamuza que viene con las gafas (si usas, claro) es muy adecuada. También lo es la que acompaña al kit que contiene la perilla de aire y el lenspens.
– ¿Cómo se limpia un ocular?
Primer paso: eliminar el polvo con la perilla. Cogemos la perilla de aire y echamos aire sobre la lente del ocular para eliminar el polvo. No apuntar al ocular con la perilla en vertical, mejor hacerlo formando un ángulo (45º más o menos). Ojo, no soplar con la boca que se nos puede escapar una gota de saliva y manchar más el ocular.
Segundo paso: ¿polvo rebelde?, a por el lenspens. Si tras aplicar aire con la perilla vemos que hay motitas de polvo rebelde que no se quieren ir del ocular, cogeremos el lenspens. Usaremos el cepillo para pasarlo por la superficie de la lente, siguiendo movimientos radiales. No seremos bestias y no apretaremos el cepillo. Debe ser una caricia para el ocular.
Tercer paso: eliminar la grasa. Si el ocular tiene pequeñas manchitas de grasa, podemos eliminarlas usando la almohadilla del lenspens, pasando ésta muy suavemente (siguiendomovimientos radiales) por la superficie de la lente hasta que veamos que la grasa ha desaparecido.
¿Hay mucha grasa en la lente?
Pues en este caso, disolución de limpieza. Para ello cogemos una toallita de papel y la humedecemos ligeramente en la disolución de limpieza. Pasamos la toallita húmeda por la superficie de la lente (nuevamente, suavemente y movimientos radiales) y eliminamos los restos de la disolución de limpieza con una toallita seca. Repetimos el proceso hasta que no veamos restos de grasa y de disolución de limpieza.
Cuarto paso: limpiar el cuerpo.No tiene mucho misterio, basta con pasar la gamuza para eliminar el polvo o marcas de dedos que haya en el cuerpo del ocular. Esto hay que hacerlo con las tapas del ocular puestos, para no manchar las lentes una vez limpias. Con todo esto, tendrás el ocular como recién salido de fábrica. Eso sí, recomendamos limpiar lo menos posible los oculares, sólo cuando sea imprescindible. Nuevamente, esto se aplica a oculares baratos, con más razón si tienes un ocular “pata negra”.
Esperamos que este artículo sea de tu interés.