M82 y la 3ª Guerra Mundial

A principio de año la galaxia vecina Messier 82 se hizo noticia en los medios de comunicación por una explosión de supernova, la primera detectada en una galaxia cercana en el siglo presente. Pocos días después se dio a conocer otra nueva explosión de supernova en Messier 99 y otra en Ngc 3448. Las explosiones de supernovas son hechos presentes que nos podemos encontrar en cualquier momento cuando observamos y/o fotografiamos galaxias, son explosiones de estrellas de tal magnitud que son capaces de emitir tanta luz como para sobrepasar la propia luz de la galaxia que la alberga.

En 1963, tras el acuerdo firmado por EEUU y RUSIA para no utilizar armamento nuclear en futuras guerras que podrían enfrentar a ambos países, EEUU lanzó satélites espías para vigilar a los rusos, ya que no se fiaban mucho de sus palabras. En uno de los rastreos, uno de los satélites detectó una fuerte cantidad de rayos gamma de origen desconocido, EEUU pensaba que se trataban de los rusos, lo que causó revuelo y dio origen a nuevas órdenes de ataque hacia los rusos. Las señales se intensificaban cuando los satélites, en maniobra de rastreos, apuntaban hacia el espacio. ¿ Qué está pasando ? Si los rusos no son los causantes de estas emisiones de rayos gamma, ¿ Qué podría ser el causante de tal fenómeno ? Semanas después, tras los estudios realizados con los satélites de EEUU, científicos del mundo anunciaban la violenta explosión generada en el interior de la galaxia Messier 82.

Los científicos habían descubierto una violencia energética generada por el agujero negro supermasivo que se encuentra en su interior. Ha fecha de hoy, esta explosión podría ser un ejemplo claro de la evidencia de ‘supervientos’ galácticos; evidentemente es algo que se conoce ahora, ya que en la década de los 60 no había tal tecnología como para saber lo que hoy en día sabemos. Con este hecho, los científicos se preguntan cuán peligrosos podrían ser las explosiones cercanas a la Tierra. Como último apunte, a finales de la pasada década, diversos radiobservatorios se quedaron ‘mudos’ tras encontrarse con enormes señales de distintas radiaciones procedentes del espacio exterior. Tras varias semanas de estudio, se encontró que dichas radiaciones procedían de una ‘hipernova’ situada a miles de años luz. Con esto se quiere decir que las radiaciones producidas por explosiones de rayos gamma en galaxias, supernovas e hipernovas, están presentes en el cosmos y que gracias a nuestra atmósferea protectora estamos protegidos, por ahora, aunque hay registros de una exterminación de especies por fuertes radiaciones procedentes de una supernova cercana a La Tierra, pero esto o veremos en otro artículo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s