Nuevo satélite en Plutón

Mediante observaciones realizadas a través del telescopio «Hubble», un equipo de astrónomos ha descubierto una quinta luna en la órbita de Plutón. En las imágenes puede verse una mancha de luz, de forma irregular y un tamaño que va entre los 10 hasta los 25 kilómetros de diámetro. Según Mark Showalter, el líder del equipo de investigación, la luna se encuentra en el mismo plano que el resto de las lunas del pequeño planeta: «Forman una serie de órbitas perfectamente anidadas, como muñecas rusas», ha asegurado. Este descubrimiento ha despertado una incógnita entre el equipo investigador: cómo un planeta tan pequeño como Plutón puede contar con un conjunto de satélites tan complejo.

La quinta luna de Plutón ha servido para arrojar luz acerca de cómo se ha formado y evolucionado el sistema de satélites del último planeta del sistema solar: de acuerdo con Showalter, la teoría más probable es que todas las lunas sean «reliquias» de una colisión entre Plutón y el Cinturón de Kuiper, producida hace billones de años.

La «historia lunar» de Plutón

La luna más grande de Plutón, Caronte, fue descubierta en 1978. Posteriormente, las observaciones llevadas a cabo por Hubble en 2006 descubrieron dos lunas pequeñas, Nix e Hydra, y el año pasado se halló un último satélite, conocido como P4.

De manera provisional, los científicos han nombrado al nuevo cuerpo como «S/2012 (134 340) 1», o «P-5», y han logrado identificarlo en nueve series distintas de las imágenes tomadas por «Hubble» entre el 26 de junio y el 9 de julio.

A pesar de que los datos son «inequívocos», según ha indicado el investigador, se podrán tener más datos de la luna cuando se haga el histórico y ansiadoviaje a Plutón. Pero habrá que esperar ya que la sonda espacial de la NASA «Nuevos Horizontes» lo hará en2015. «Esta sonda traerá las primeras imágenes detalladas del sistema de Plutón, que es tan pequeño y lejano que ni siquiera Hubble puede ver apenas» añadió Showalter.

Desafíos de la sonda «Nuevos Horizontes»

El equipo está usando la poderosa visión de «Hubble» para revelar los posibles riesgos que la sonda espacial pueda correr en su viaje a Plutón. Pasando por el pequeño planetea a una velocidad de 30.000 km/h, «Nuevos Horizontes» podría ser destruída en una colisión con pequeñas piezas de restos orbitales.

«El descubrimiento de pequeñas lunas nos adelanta indirectamente que debe haber gran cantidad de pequeñas partículas invisibles alrededor del sistema de Plutón» afirma Harold Weaver, del Laboratorio de Física Aplicada del Hospital Johns Hopkins de Laurel, Maryland.

«El inventario del sistema de Plutón que se está recopilando a través de Hubble junto con el equipo de “Nuevos Horizontes”, permitirá diseñar un trayecto seguro para la sonda cuando haga el esperado viaje a Plutón» ha afirmado Alan Stern, el principal investigador de la futura misión del Southwest Research Institute de Boulder, Colorado.

Los astronautas de la sonda «Nuevos Horizontes» plenan utilizar la visión infrarroja del que será el sucesor de Hubble: el telescopio espacial de la NASA «James Webb» para las observaciones futuras. El telescopio «Webb» será capaz de medir la superficie química de Plutón, sus lunas y otros cuerpos que se encuentran en la distancia entre el Cinturón de Kuiper y Plutón.

Los expertos han indicado que la nueva luna, que en las imágenes se puede ver como una mancha de luz, tiene forma irregular y un tamaño que va de entre los 10 hasta los 25 kilómetros de diámetro.

Los investigadores han explicado que el cuerpo se encuentra el mismo plano que las otras lunas de Plutón ya conocidas. “Forman una serie de órbitas perfectamente anidadas, un poco como muñecas rusas”, ha explicado el autor principal de la investigación Mark Showalter.

El equipo que ha llevado a cabo este trabajo se ha mostrado intrigado de que un planeta tan pequeño pudiera tener un conjunto tan complejo de satélites. Este nuevo descubrimiento ofrece pistas adicionales para desvelar cómo se ha formado y evolucionado el sistema que Plutón tiene a su alrededor.

Según Showalter, la teoría más probable es que todas las lunas del pequeño planeta son “reliquias” de una colisión entre Plutón y el Cinturón de Kuiper, en donde anidan miles de millones de objetos desde años atrás. La luna más grande de Plutón, Caronte, fue descubierta en 1978.

Posteriormente, las observaciones llevadas a cabo por Hubble en 2006 descubrieron dos lunas pequeñas, Nix e Hydra, y el año pasado se halló un último satélite, conocido como P4, en el que también participó el telescopio.

De manera provisional, los científicos han nombrado al nuevo cuerpo como ‘S/2012 (134 340) 1’, o ‘P-5’, y han logrado identificarlo en nueve series distintas de las imágenes tomadas por Hubble entre el pasado 26 de junio y el 9 de julio.

A pesar de que los datos son “inequívocos”, según ha indicado el investigador, se podrán tener más datos de la luna cuando la sonda espacial de la NASA ‘Nuevos Horizontes’ llegue a Plutón en 2015. “Esta sonda traerá las primeras imágenes detalladas del sistema de Plutón, que es tan pequeño y lejano que ni siquiera Hubble puede ver apenas”, ha señalado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s