La nebulosa de Andrómeda y Edwin Hubble

En la década de 1920, examinando las placas fotográficas del telescopio de 100 pulgadas del Observatorio de Mount Wilson , Edwin Hubble determinó la distancia de la nebulosa de Andrómeda , y demostró de manera categórica la existencia de otras galaxias más allá de la Vía Láctea.
En el recuadro de la parte inferior derecha de la imagen se muestran las históricas anotaciones de Hubble. A su alrededor hay dos fotografías de la región hechas casi 90 años después por un telescopio terrestre y por el Telescopio Espacial Hubble.
Comparando diferentes placas, Hubble buscaba novas, o sea, estrellas con un aumento repentino de brillo. En esta placa en encontró varias y las marcó con una “N”. Más tarde, descubrió que la que hay cerca de la esquina superior derecha (marcada con líneas) era en realidad un tipo de estrella variable conocida como cefeida ; entonces tachó la “N” y escribió “VAR”.
Gracias al trabajo de la astrónoma de Harvard Henrietta Leavitt , las cefeidas, que son estrellas pulsantes que varían con regularidad, se pueden utilizar como faros estándares para determinar distancias .
La identificación de una cefeida permitió a Hubble demostró que Andrómeda no era un pequeño cúmulo de estrellas y gas dentro de nuestra galaxia sino una gran galaxia que se encuentra a una considerable distancia de la Vía Láctea.
El descubrimiento de Hubble es responsable de establecer nuestro concepto moderno de un Universo lleno de galaxias.

Anuncios